Los cosecheros ven en las cargas fiscales un ataque a la marca Asturias

Los cosecheros ven en las cargas fiscales un ataque a la marca Asturias

junio 10, 2019 Desactivado Por chancla

Los cosecheros ven en las cargas fiscales un ataque a la marca Asturias

El sector cree que obligar a pagar autónomos por recoger manzana al productor Poladura demuestra que “no se conoce la realidad” de la región

Villaviciosa

Los cosecheros ven en las cargas fiscales un ataque a la marca Asturias

Los cosecheros ven en las cargas fiscales un ataque a la marca Asturias

La decisión de la Tesorería General de la Seguridad Social de dar de alta de oficio durante cuatro meses en el régimen agrario al presidente de la Asociación en Defensa de los Cosecheros de Asturias(ADCA), el maliayés Juan Luis Poladura, ha sido vista por sus compañeros del sector como un ataque más a la manzana asturiana y, en definitiva, a la marca Asturias.

El cosechero José Luis Álvarez Fernández sostiene que testas acciones indican que “no se conoce la realidad de Asturias”, donde la mayoría de las pomaradas de Asturias son pequeñas, heredadas, y las lleva gente que no vive de ello, que lo tiene como un recurso más. “Hay que verlo así, y no como el medio de vida de la mayoría”, sostiene.

Álvarez sí se dedica a la producción, y está dado de alta en el régimen agrario, pero insiste en que esa no es la regla general sino la excepción. “La gente lo tiene como una ayuda, un complemento” pero, eso sí, siempre legal. “Se dedican los fines de semana o cuando sea a recoger la manzana la llevan a un lagar, la venden, la facturan legalmente y luego presentan los papeles a hacienda”.

A su juicio, no debería irse más allá. “Que la Seguridad Social se meta a decirte que tienes que darte de alta es excesivo. Lo que van a hacer es que la gente no recoja la manzana y se acabe perdiendo”. El productor subraya que se trata de “un recurso que tenemos los asturianos, porque el 12 por ciento de la manzana que se recoge en Asturias se va a impuestos”. Y tal vez crean “que van a profesionalizar el campo presionando a los que lo tienen como segunda actividad, pero las cosas no se hacen así”, señala.

En su opinión, hay que dar facilidades para avivar los negocios “pero lo que hacen es que cada vez estemos más apretados, y si, encima, nos persigue la Seguridad Social, es un problema más; están desanimando a la gente”.

Por su parte, José Madiedo, propietario de un vivero, sostiene que haciendo estas cargas “están poniendo en tela de juicio la marca Asturias”. Señala también que en Asturias “no hay un sector fruticultor profesional, y la sidra está sustentada por una producción de manzana que lleva gente jubilada o que trabaja en otro sector, que lo mantiene por herencia y tradición”. Entonces, “si atacamos a esa gente nos estamos cargando la manzana asturiana, y derivando la producción a otras provincias u otros países donde sí hay un sector profesional; esto pone en tela de juicio la sidra de Asturias, es un tema con mucho fondo”.

Él, como viverista, se ve afectado si se impide el trabajo del productor no profesional, porque según asegura es el que actualmente sostiene el sector. “Si siguen persiguiendo así a la gente, muchos van a renunciar a apañar, y va a ser una catástrofe”, concluye. El propio Poladura insiste en que está defendiendo la manzana asturiana, y que estas cargas que le imponen son un error. Ha anunciado que recurrirá la decisión. Calcula que serán a pagar cerca de 1.200 euros.